La guillotina y Joseph Ignace Guillotin

Todos asociamos la guillotina a la revolución francesa, pero ¿conocemos en verdad su origen e historia? Aquí la tienes.

El 10 de octubre de 1789 el médico y político francés Joseph Ignace Guillotin presentó a la Asamblea de los Estados Generales una propuesta para establecer la igualdad ante la ley y humanizar las penas.

Hasta entonces, con la finalidad de preservar el control y la obediencia, se aplicaba una justicia basada en el terror ejemplarizante. En este contexto, la pena capital cobraba relevancia, pero el castigo se aplicaba con suma desigualdad. Así, los habituales y bárbaros métodos de ejecución como la horca, la hoguera, la rueda y el desmembramiento, que implicaban altas dosis de tortura y agonía, se dirigían al pueblo llano, mientras que la decapitación con espada o hacha, que era la forma más rápida y limpia de morir, se reservaba a la nobleza.

Las denuncias de los intelectuales de la Ilustración respecto a la tortura, las penas desproporcionadas y  la pena de muerte (Voltaire, Beccaria y otros) dejaron huella, de ahí que Guillotin, imbuido por el espíritu igualatorio de la revolución francesa y movido por consideraciones humanitarias, planteó adoptar y perfeccionar un mecanismo de decapitación que ya se utilizaba en otros países europeos, para que fuera aplicado a cualquier reo, con independencia de su origen y a efectos de causarle el mínimo sufrimiento

El doctor Antoine Louís, de la Academia de Cirugía de Francia, fue el encargado de su diseño. Aplicando sus conocimientos anatómicos y quirúrgicos sustituyó la cuchilla horizontal de los artefactos precedentes por otra convexa y oblicua, más efectiva en el corte. Se encargó de su construcción el alemán, fabricante de clavicordios, Tobías Schmidt, y el nuevo modelo fue ensayado con cadáveres humanos y con animales.

Esta máquina de matar, que fue conocida en un principio como la Louisette, terminó siendo bautizada como la Guillotine, denominación que ha permanecido hasta nuestros días.

El primero en estrenarla fue el convicto Nicolás Jacques Pelletier en 1792. Se cuenta que el pueblo quedó decepcionado por la limpieza y rapidez de la ejecución.

Por la guillotina pasaron Luis XVI y María Antonieta en 1793, y el propio Robespierre en 1794. Se estima que durante la época del Terror se cobró más de 20.000 vidas. Uno de los verdugos virtuosos de este instrumento fue Charles Henri Sansón, al que se le atribuyen alrededor de 3.000 decapitaciones, incluida la del rey.

También se abrió un amplio debate en el campo de la medicina en relación a la inmediatez de la muerte. Las contracciones de los músculos de la cara, los movimientos de los párpados y pupilas y los sonidos guturales que se apercibían en las cabezas desprendidas, cuestionaba si tras la decapitación persistía la conciencia durante un breve lapso de tiempo.

En la época de la Revolución las ejecuciones se desarrollaron en diferentes lugares como la plaza de la Grève o del Carrousel o de la Revolución.  Con el tiempo, la guillotina se fue trasladando cada vez más cerca de la prisión, hasta quedar ubicada delante de la puerta de la cárcel en 1852. Tras la ejecución pública de Eugene Weidmann en 1939, debido a la resonancia del desdichado espectáculo, se instala definitivamente dentro de la cárcel, oculta al público, hasta la abolición de la pena de muerte en Francia en 1981. El último reo ejecutado por guillotina (1977) fue Hamida Djandoubi, un inmigrante de origen tunecino que había torturado y asesinado a su ex novia.

Se dice que pese a los nobles objetivos de Guillotin, los descendientes del insigne médico solicitaron que se variara el nombre de este sangriento artefacto, pero ante la negativa de las autoridades francesas optaron por cambiarse el apellido.

Ciertamente resulta difícil de asimilar que este terrorífico artilugio deba su nombre a un médico humanista, pero la vida está llena de matices  y contradicciones. Ya dijo Victor Hugo en El ultimo día de un condenado, obra que pretendía ser un alegato contra la pena de muerte: “Qué extraño, la mismísima guillotina es un progreso. El señor Guillotin era un filántropo”.

 Guillotin

Exposiciones de Caligrafía en BNE

La BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA inaugura dos exposiciones sobre Caligrafía.

Caligrafía española. El arte de escribir http://www.bne.es/…/exposici…/caligrafosEspanoles/index.html

Caligrafía hoy. Del trazo al concepto http://www.bne.es/es/Actividades/Exposiciones/Exposiciones/exposiciones2015/caligrafia-hoy/index.html

Caligrafos_espanolescaligrafia hoy

Letras en alas de mariposa

El fotógrafo noruego Kjell Sandved ha ido descubriendo letras y números entre los variados y coloreados dibujos de las alas de las mariposas.

En su página nos muestra su colección y nos invita a escribir nuestros nombres con ellas.

Bello abecedario! Sabia naturaleza!

Abierta la matricula del Máster en Pericia Caligráfica y Documentoscopia: http://peritocaligrafo-documentoscopia.com/

alfabeto en alas mariposa

Dr Jekill y Mr Hyde

Comenzamos septiembre con un REGALO, un clásico de la literatura: “El Dr. Jekyll y Mr Hyde” de R. L. Stevenson (1886), una novela corta, gótica, de trama psicológica, en la que se pone de relieve la dualidad entre el bien y el mal que habita en el hombre. http://www.cva.itesm.mx/…/Robert_Louis_Stevenson_-_El_extra…

En el libro (capitulo 5, página 27) hay una referencia a la grafología y cotejo pericial ¿lo sabías? El Sr. Guest, oficial del notario Utterson, entendido en el estudio y análisis de la escritura, compara una nota manuscrita del Dr. Jekyll con una supuesta carta del Sr. Hyde, y concluye que a pesar de la diferente inclinación, la caligrafía es en ambas idéntica…

Feliz lectura!

Abierta la matricula del Máster en Pericia Caligráfica y Documentoscopia: http://peritocaligrafo-documentoscopia.com/

Dr Jekyll_and_Mr Hyde

Fuente imagen: https://goo.gl/4D84gS

Probatio pennae

PROBATIO PENNAE significa PRUEBA DE PLUMA y se refiere a los trazos realizados para comprobar el correcto funcionamiento del útil.

Las plumas de ave se desgastaban por su continuo roce con el soporte, por lo que a menudo debían ser cortadas y perfiladas para mantener la calidad de la grafía. Una vez arregladas, se comprobaba el efecto sobre el papel. Esta prueba también se realizaba para constatar la viabilidad de las diferentes tintas, en cuanto a su pigmentación, viscosidad y adherencia.

La probatio pennae podía ser textual, figurativa o mixta, como la de la imagen.

probatio pennae

Imagen: Probatio Pennae, 1560. Archivo de la Real Chancillería de Granada. Fuente imagen:https://goo.gl/FMCkQw

El bolígrafo y sus diversos nombres

El BOLÍGRAFO (término utilizado en España) es una creación del periodista húngaro-argentino Ladislao Biro, ayudado de su hermano Georg. Vio la luz en 1938.

En Argentina se llama birome, sustantivo que proviene de la asociación de dos apellidos, el de su inventor, Biro, y el de su socio, Meyne.

Este preciado objeto toma otros nombres entre los hispanoparlantes como lapicera, lapicero, lapiztinta, pluma, esfero, puntabola o caneta.

Ayúdanos a enriquecernos en nuestro idioma común ¿Cómo se llama en tu país?

Bolígrafobirome

Fuente imagen: https://goo.gl/IGwC9R

García Márquez y su máquina de escribir

“Los escritores que escriben a mano, y que son más de lo que uno se imagina, defienden su sistema con el argumento de que la comunicación entre el pensamiento y la escritura es mucho más íntima, porque el hilo continuo y silencioso de la tinta hace las veces de una arteria inagotable”.
a
Con este bello párrafo comienza Gabriel García Márquez su célebre artículo El amargo encanto de la maquina de escribir, publicado en 1982, el mismo año que ganó el premio Nobel.
a
a
máquina de Gabo
Fotografía de la Biblioteca Nacional de Colombia
a

Ampersand – &

¿Alguna vez te has preguntado si este signo “&” tiene nombre?
Se llama ampersand.

Sustituye a la conjunción copulativa latina “et”, en español “y”.
Como puedes apreciar en la imagen, este signo resulta de la unión simplificada de la “e” y la “t”.

Fue desarrollada por Marco Tulio Tiron, esclavo liberto y secretario de Cicerón, forzado a abreviar la escritura para seguir los dictados de su señor (no en vano se le considera el precursor de la taquigrafía).

Esta grafía llegó a formar parte del alfabeto, ocupando el último lugar, de manera que los infantes anglófonos al recitarlo finalizaban diciendo “and per se and” (y por sí misma la “y”). La contracción de esta expresión terminó dándole el nombre.

ampersand

Sus firmas en Macintosh

En 1982, Steven Jobs y su equipo, tras finalizar el primer Macintosh, al igual que los artistas, firmaron su obra.

Sus autógrafos están en la carcasa interna del ordenador.

No deja de ser poético que este grupo de genios, promotores de un potencial enemigo de la escritura manuscrita, la ensalzaran dejando su huella autógrafa en su creación.

Los que aun conservéis los primitivos Mac podéis comprobarlo.

firmas mac

firmas primer macintosh